Viviendas en construcción
Varias viviendas, en construcción. (ARCHIVO) ARCHIVO

El grupo G-14 que aglutina a las inmobiliarias más grandes del país, advierte de que el estancamiento del precio de la vivienda y la reducción en la demanda provocarán la destrucción de 400.000 empleos en dos años.

La demanda de viviendas ha pisado el freno

Después de varios años récord de ventas, en los que los pisos nuevos se compraban sobre plano, los promotores se han dado cuenta durante el primer semestre de este año de que la situación está cambiando y la demanda pisa el freno.

Junto con el estancamiento de la demanda, a lo largo del año se ha ido desacelerando el precio de la vivienda libre, que al cierre de 2007 habrá crecido alrededor del 5% (frente al 9,1% de 2006), lo que dejará el valor del metro cuadrado en torno a los 2.160 euros.

Cándido Méndez, secretario de UGT, ha asegurado, a propósito del anuncio del G-14, que este grupo está mandando un mensaje "contraproducente" para su propio sector, cuando "lo que tienen que hacer" es bajar el precio de los pisos, construir más viviendas de protección oficial y reforzar el alquiler.