En un comunicado, la coalición se ha sumado a las reivindicaciones laborales de los trabajadoras de la educación pública. Por ello, ha exigido al Gobierno Vasco, al Departamento de Educación y a su consejera, Cristina Uriarte, que "actúe sin más dilación y dé pasos para recuperar la educación pública en Euskadi".

A su juicio, debería empezar por "reactivar las mesas de negociación y plantear propuestas integrales para todos los sectores", frente al posicionamiento "claramente insuficiente" del Ejecutivo.

La parlamentaria de Elkarrekin Podemos Cristina Macazaga ha afirmado que es el momento de "replantearse las bases del sistema", ya que la educación vasca está "estancada y necesita cambios urgentes y sistémicos, no parches". "Es el momento de que el Gobierno cumpla con su responsabilidad de ofrecer a la ciudadanía vasca una educación pública, inclusiva y de calidad real y contribuya a adoptar medidas para que la equidad sea un valor central", ha apuntado.

Macazaga ha recordado al lehendakari, Iñigo Urkullu, sus afirmaciones en el pleno de política general cuando aseguró que "el reto de la educación en Euskadi es consolidar un servicio universal de calidad y avanzar en la excelencia; una educación de excelencia es una inversión en cohesión social".

"No sabemos muy bien qué entiende este gobierno por calidadeducativa o por cohesión social, pero está claro que no compartimossignificados", ha añadido.

En su opinión, aumentar los presupuestos de 2018 en Educación en "un mísero 1,9% (51 millones) y que una parte de ese aumento, 12millones, se destine a continuar ampliando los conciertos educativos, no es excelencia, ni cohesión social".

Por ello, ha indicado que su grupo "seguirá trabajando en defensa de la calidad de la educación pública vasca, tanto desde las instituciones públicas, como desde las calles".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.