Esta actuación forma parte del Plan Director 2010-2020 diseñado por la Diputación Foral de Álava y en el que también ha colaborado el Gobierno Vasco.

Las dos instituciones presentaron el pasado 13 de noviembre esta actuación y remarcaron su importancia, por tratarse de "una de las zonas más visibles de este yacimiento de época romana, uno de los más importantes de Euskadi".

El recinto amurallado, el denominado Oppidum de Iruña, fue declarado Monumento Histórico ya en 1916, y posteriormente Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional en el año 1984. En la actualidad, es Bien Cultural Calificado, con la categoría de Conjunto Monumental al amparo de la Ley de Patrimonio Cultural Vasco.

Tras más de un siglo de actuaciones en la zona, el Plan Director pretende impulsar campañas arqueológicas en esta zona, así como colaborar en la consolidación de este entorno y su puesta en valor.

Consulta aquí más noticias de Álava.