Agricultura
Agricultura EUROPA PRESS/JCCM

Martínez Arroyo se ha pronunciado así en rueda de prensa a preguntas de los periodistas sobre la concentración que se desarrollará este miércoles ante la CHS en Murcia para exigir soluciones a la situación de sequía.

Según ha dicho, desde el Ejecutivo autonómico vuelven "a lanzar un mensaje de solidaridad en materia de agua", algo que este Gobierno "ha mantenido siempre", ya que "somos los más solidarios al ser la única Comunidad Autónoma de nuestro país de la que se trasvasan recursos hídricos a otra".

El consejero castellano-manchego ha querido dejar claro que "el agua trasvasada desde Castilla-La Mancha debe ser para consumo humano", afirmando que el trasvase Tajo-Segura "no es la solución" para los regantes de Murcia, y ha añadido además que "hay que buscar otras soluciones y estas pasan por dos elementos, por un lado, una planificación en materia de agua en España en la que se tiene que contar con las comunidades autónomas y, por otro, la utilización inmediata de las desaladoras que se construyeron con los impuestos de todos los ciudadanos, para suministrar agua a los regantes de Levante".

En este contexto, ha destacado que "es un buen momento para reclamar la presencia de los regantes de Castilla-La Mancha del Segura en los órganos de decisión de la Confederación del Segura", añadiendo que es "necesario que la Confederación reconozca la plataforma de regantes que ya se ha creado en la región, que debe ser una interlocución válida en materia de regadío y que hasta el momento no ha sido reconocida".

El consejero ha pedido a la Confederación que "reconozca cuanto antes a la plataforma", recordando que Castilla-La Mancha "representa en la cuenca del Segura el 25 por ciento de la superficie y que por lo tanto tiene que ser tenida en cuenta".

Martínez Arroyo ha reclamando al Gobierno central "que cuando haya inversiones para hacer frente a la sequía se hagan también en Castilla-La Mancha", siendo esta una reclamación que la Administración autonómica "viene haciendo al Ministerio de Agricultura desde hace mucho tiempo", y recordando que "de los 30 millones con que estaba dotado el Real Decreto de sequía, todo se invirtió en la Región de Murcia y nada en Castilla-La Mancha".

Finalmente, ha apuntado que "es de sentido común que las cosas se hagan de otra manera, siendo necesario que todas las administraciones públicas estemos dispuestas a llegar a un acuerdo en materia de agua y que no se prescinda de la participación de las comunidades autónomas en la toma de decisiones".

Consulta aquí más noticias de Toledo.