La borrasca Ana alivia la sequía en Galicia
Vistas generales del embalse de Eiras, arriba en el 3 de Diciembre y debajo este lunes, que ha recuperado un 71% de su capacidad tras el paso de la borrasca Ana. Salvador Sas / EFE

El nivel de agua acumulada en los embalses peninsulares apenas ha variado en la última semana pese a las últimas lluvias, con un aumento de solo el 0,1%, lo que no supone variación respecto al volumen total de la semana anterior (36,5%), según la estadística del Ministerio de Medio Ambiente.

Es la primera vez que la reserva de agua no desciende desde el pasado mes de mayo.

Así, el nivel acumulado de agua se sitúa en 20.475 hectómetros cúbicos (hm3) con un aumento de 29 hectómetros cúbicos en una semana en que las precipitaciones han afectado a las cuencas de la vertiente Atlántica, con la máxima en Santiago de Compostela, donde se recogieron 140 litros por metro cuadrado.

Las cuencas en estado más precario siguen siendo las del Segura, al 13,7% de su capacidad total, y el Júcar, al 25%, aunque ambas han registrado un mínimo incremento en la última semana.