Una mujer de 40 años dio ayer a luz en el hospital del Mar de Barcelona. Horas después, mientras ella continuaba aún ingresada, su hija de 24 años parió en el mismo centro hospitalario.

En 12 años nunca lo había visto

Ambas en perfecto estado de salud, dieron a luz sendas niñas, con lo que una se convirtió en madre y abuela a la vez y la otra, en mamá y hermana, pasando directamente a la historia de las estadísticas.

"En 12 años en el servicio de Ginecología, nunca había visto coincidir el parto de una madre y una hija", declaró la doctora Folch.