Jesús Aguayo y José Ramón Merino, de STEC
Jesús Aguayo y José Ramón Merino, de STEC EUROPA PRESS

STEC considera que las cuentas de la Consejería de Educación para 2018 diseñadas por el Gobierno regional del PRC-PSOE es un "fiasco" porque no supone "ningún reflejo" del Acuerdo por la Educación de Cantabria y pide 10,4 millones más para docentes, sustituciones y programas educativos en periodos no lectivos, un incremento que compensa en parte al pedir que se rebaje en uno lo previsto para los centros concertados.

Así lo reclama en la propuesta de enmiendas parciales que el sindicato ha trasladado a los grupos parlamentarios para que las presentasen al proyecto de Presupuestos autonómicos y que, teniendo en cuenta los incrementos y rebajas de partidas planteados, supondrían un incremento de las cuentas de Educación de, al menos, 9,4 millones más.

LAS ENMIENDAS

Concretamente, en las enmiendas el sindicato pide aumentar hasta 295 millones -10 más de lo presupuestado- para pagar las nóminas del personal docente; subir hasta los 11 millones el gasto previsto para sustituciones -295.000 euros más de lo previsto- y destinar 200.000 euros a programas educativos durante los periodos no lectivos, 140.000 más de lo que se ha incluido para este fin en el proyecto de Presupuestos para 2018.

Para contrarrestar este incremento de partidas, pide que se congelen las destinadas a los conciertos educativos, dejando la partida en los 76,5 millones como en los Presupuestos de 2017 y no los 77,5 previstos para 2018.

"GRAVE INCUMPLIMIENTO" DEL ACUERDO POR LA EDUCACIÓN

En rueda de prensa, José Ramón Merino y Jesús Aguayo, miembros del Secretariado de STEC, consideran que el Presupuesto diseñado por el departamento del socialista Francisco Fernández Mañanes, supone un "grave incumplimiento" del acuerdo suscrito por toda la comunidad educativa al finalizar el curso pasado puesto que "no aparece ninguna dotación económica" que "permita entrever" la implementación de alguna de las medidas acordadas en dicho pacto.

Aunque reconocen que las 120 medidas del Acuerdo para mejorar la educación de Cantabria son a "medio y largo plazo", se quejan de que en el presupuesto no se vea reflejo para ninguna de ellas.

STEC ha recordado que en el Acuerdo, suscrito por toda la comunidad educativa -incluida la propia Consejería cuando estaba dirigida por Ramón Ruiz (PSOE)- preveía situar en ocho años la financiación del sistema educativo en el 5% del PIB regional, que es lo que destinan de media los países de la UE, y llevarla al 7% en los ocho años siguientes.

El sindicato se ha quejado que pese a este compromiso, lo que en el proyecto de PGC de Educación se prevé destinar al sistema educativo es el 3,45% del PIB, un centésima más que en 2017, cuando ha sido, según STEC, del 3,44%.

Este incremento significa, según STEC, que "no se va a poder lograr ningún cambio significativo" en la educación de Cantabria. "Cualquier mejora en el sistema educativo pasa por los Presupuestos, ha opinado el sindicato.

DE LA "PÉRDIDA DE IMPULSO" AL "ESTANCAMIENTO" CON MAÑANES

STEC ha opinado que ya desde el curso pasado viene apreciando una "pérdida del impulso inicial" de la Consejería de Educación pero cree que ahora, con el nuevo consejero, esta pérdida de impulso se ha convertido en "estancamiento". "No hay iniciativa ni proyecto político", se ha quejado el sindicato.

Además, al margen de la gestión del consejero, ha criticado la actitud de algunos grupos parlamentarios a las enmiendas que les han planteado para que las presenten a los PGC.

Sobre todo, ha criticado la del grupo socialista que, según han asegurado los representantes de STEC, "ni siquiera ha contestado", una actitud del PSOE le ha "sorprendido", no así la del PP porque de este grupo "no esperaba nada".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.