Cinco reclusas se sienten por un día libres
Dos de las mujeres que salieron de la prisión el martes para disfrutar del día en la playa de la Malvarrosa.
Libres por un día, así se sintieron las cinco mujeres elegidas para participar el pasado martes en «una salida terapéutica» promovida a través del Programa Integral de Medicación Psicosocial de Caja de Ahorros del Mediterráneo. Todas ellas cumplen condena en la prisión de Picassent, pero ese día tuvieron la oportunidad de ver más allá de las cuatro paredes que las encierran.

Salieron pronto del centro penitenciario y fueron en autobús hasta la playa de la Malvarrosa, almorzaron al sol y, más tarde, pasearon y visitaron la feria de Navidad. También acudieron a una radio local y compraron cosas en el mercadillo.

El objetivo de esta salida era que las internas tuvieran contacto con el exterior y establecer lazos y buenas relaciones entre ellas. Al mismo tiempo se intentaba crear un espacio de relajación fuera del centro y que las presas conocieran diferentes recursos sociales creados para la mujer.

Todas compartían experiencia, aunque cada una arrastra una historia diferente que contar. Eso sí, tienen en común las ganas de vivir y de salir de prisión.

Fin de año con la familia

María tiene dos hijas y tres nietos, lleva en la cárcel 29 meses y aún le quedan siete. Es afortunada puesto que, además de salir el martes, también pasará el fin de año con toda su familia.

Una vivencia parecida es la de Jaquelín. Ella es colombiana –su marido también está en la cárcel–, tiene ya dos nietos y, de los casi cuatro años que lleva de condena, la del martes fue su segunda salida. Pronto tendrá un permiso.

El pasado 22 de marzo se realizó la primera salida; en ella participaron también cinco mujeres del programa y tuvieron la oportunidad de conocer la ciudad.

Dinos

... si estás a favor o en contra de de este tipo de iniciativas

Cuéntanoslo en...

e-mail l zona20valencia@20minutos.es o en www.20minutos.es

Perdonarse, aceptarse y quererse

En el Programa Integral de Mediación Psicosocial para Mujeres del centro penitenciario de Picassent participan 30 reclusas, cinco de ellas son las que salieron el martes de excursión. Un psicóloga se reúne con todas ellas dos veces por semana para enseñarles métodos para prevenir la violencia de género y conseguir un mínimo de autoestima. El fin es que logren «perdonarse, aceptarse y quererse a ellas mismas».