La intensidad de la ayuda consiste en el 2,5 por ciento de la inversión, con un máximo de hasta 10 millones de euros, y es compatible y complementaria con los incentivos regionales de la Administración General del Estado y los incentivos agroindustriales de la comunidad Autónoma.

Se trata de una nueva línea de ayudas con la que se pretende "potenciar el sector industrial en Extremadura haciendo más atractiva la región para posibles grandes inversores", según informa la Junta de Extremadura en nota de prensa.

Según explica, hasta ahora las líneas de ayudas acogidas a regímenes de incentivos no preveían inversiones mínimas de tanta envergadura, ya que los incentivos autonómicos van dirigidos a proyectos con inversiones de hasta 1,2 millones de euros; los incentivos regionales del Estado, para inversiones igual o superior a 900.000 euros y los Incentivos agroindustriales se dirigen a proyectos con una inversión inferior a 20 millones de euros.

La Consejería de Economía e Infraestructuras financia esta línea de ayudas para "paliar, en parte, los sobrecostes que los empresarios tienen que asumir por el déficit en infraestructuras, fundamentalmente ferroviarias, que soporta Extremadura", al tiempo que "establece un elemento diferenciador" con respecto a otras Comunidades Autónomas, que sirva de atracción para grandes inversiones en la región.

Así, la subvención se efectuará en régimen de concesión directa mediante convocatoria abierta, para pymes y a grandes empresas con proyectos que supongan una inversión mínima de 50 millones de euros y la creación de al menos 100 puestos de trabajo indefinidos.

Las empresas beneficiarias dispondrán de un plazo de tres años para realizar los proyectos de inversión objeto de dicha subvención.

A partir de este miércoles, 13 de diciembre, pueden solicitarse las ayudas, bien para obra civil, bien para la adquisición de bienes de equipo y equipamiento y la convocatoria permanecerá abierta hasta el 31 de diciembre de 2020.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.