La esclavitud de tener que dejar atrás un país
Una escena de la obra Argelino, servidor de dos amos.

Alberto San Juan emprendió, junto con Andrés Lima, la tarea de transformar Argelino, servidor de dos amos, de Carlo Goldoni, «con entera libertad». Su versión, dice, también habla de la lucha de clases, de la dificultad de convivir cuando los seres se dividen en amos y criados, pero centrándose «en la servidumbre de nuestro tiempo», la inmigración.

Su compañía, Animalario, produce con el Teatro de La Abadía la adaptación que presentan hoy. En ella, Lima dirige a Elisabet Gelabert –Te doy mis ojos– y Javier Gutiérrez –Días de fútbol–, entre otros.

* Teatro de La Abadía: Fernández de los Ríos, 42. 20.30 h. 20 euros.