El principal acusado de una trama de venta de productos dopantes es precisamente un directivo de la Federación Internacional de Culturismo. Se trata de Armando A. P., de 40 años, vecino de Barcelona y competidor de fisioculturismo y que regenta un gimnasio en Nou Barris, desde donde pudo distribuir sustancias. Los Mossos han detenido a otras tres personas en Terrassa y Sant Cugat por suministrar los productos dopantes al federativo. Según los investigadores, el principal encausado asesoraba a sus clientes sobre el uso de los productos prohibidos y les controlaba su dieta, así como su evolución y entrenamiento. En el registro se intervinieron 1.300 dosis prohibidas.