En medio de las llamas
Un bombero, ante el fuego en Ojai, California. EFE

Unos devastadores incendios en el sur de California (Estados Unidos) han dejado desde el lunes una víctima mortal, 98.000 personas evacuadas, 834 edificios destruidos y casi 81.000 hectáreas arrasadas, un área más grande en superficie que la ciudad de Nueva York.

Ese es el último balance que ha dado a conocer este domingo el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California.

Según sus últimos datos, unos 9.000 bomberos están tratando de hacer frente a los cinco fuegos que aún permanecen activos en el sur de California y que amenazan a 25.000 hogares.

En las últimas horas, las autoridades de California han ordenado evacuar de sus casas a los vecinos de las ciudades costeras del condado de Santa Bárbara debido a los fuegos, que se han extendido por la sequedad del ambiente y la fuerza del viento.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), está previsto que los vientos soplen con una fuerza de 89 kilómetros por hora este domingo, en un importante incremento desde los 64 kilómetros por hora que alcanzaron de media el sábado.

Las ciudades del condado de Santa Bárbara, a unos 160 kilómetros al oeste de Los Ángeles, están amenazadas por uno de los fuegos más potentes que permanecen activos y que ha sido bautizado como 'Thomas'.

En la noche del sábado al domingo, ese fuego ganó terreno y pasó de ocupar una superficie de 62.700 hectáreas a más de 70.000, según datos del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios.

Según esa fuente, los bomberos han logrado avanzar en el control del fuego y, el domingo por la mañana, ya lo dominan en un 15% de su superficie, pese a las grandes columnas de humo que han dificultado la lucha aérea contra las llamas.

Ventura, el condado más dañado

Otro de los condados que más ha sufrido el impacto del fuego 'Thomas' es Ventura, donde sigue activa la alerta roja por la intensidad del viento y los fuegos ay que es el escenario de la única muerte confirmada hasta ahora.

El centro médico del condado de Ventura confirmó el viernes el fallecimiento de una mujer de 70 años, que trataba de escapar de Santa Paula cuando sufrió un accidente de tráfico, lo que le provocó graves heridas y le hizo inhalar gran cantidad de humo.

Las autoridades consideran que los fuegos podrían tener un coste económico de 17,5 millones para el sur de California, donde numerosos cultivos de cítricos han sido reducidos a cenizas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró el viernes el estado de emergencia para California, lo que permite el envío de asistencia federal. En octubre, otros incendios en el norte de California dejaron 43 muertos y destruyeron más de 99.000 hectáreas