Una sentencia del Juzgado de Instrucción número 2 de Alicante reconoce que el Ayuntamiento de Alicante debe pagar a un funcionario de la sala de exposiciones de la Lonja del Pescado 5.000 horas extra que había acumulado, y que no fueron abonadas ni compensadas por días libres, según publicó ayer La Verdad. El fallo reconoce el «enriquecimiento injusto del Consistorio y desigualdad de trato con respecto a otros compañeros». La sentencia ha sido recurrida por el Ayuntamiento, que tiene tres meses para pagar unos 60.000 euros.