Protección Civil
Un miembro de Protección Civil. EUROPA PRESS

Una mujer de 76 años ha muerto este jueves por la noche en el municipio pontevedrés de Cuntis debido a una intoxicación con monóxido de carbono producida por la mala combustión de un brasero que había colocado en la cocina de su vivienda, ubicada en la parroquia de Castrolandín.

Según ha informado el responsable de la agrupación de voluntarios de Protección Civil de Cuntis, Miguel Ángel Couto, la víctima había colocado un brasero en la cocina para combatir las bajas temperaturas de las últimas horas, pero este "fue combustionando y produjo monóxido de carbono". "La mujer ni se enteró", explicó.

Personal sanitario había avisado al 112 Galicia de que un médico y una ambulancia se dirigían al lugar de Castrolandín para evacuar a una persona inconsciente a causa de una intoxicación por gas.

El 112 puso en alerta a los miembros del GES de A Estrada, Bomberos de Vilagarcía y Ribadumia, Guardia Civil y a los efectivos de Protección Civil de la localidad, pero al llegar, los profesionales sanitarios sólo pudieron confirmar la muerte de la persona.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.