En el marco de la operación 'Aztecli', los agentes comprobaron la existencia de "un activo punto de venta" en una vivienda de la localidad roquetera sobre la que se inició un dispositivo de vigilancia. Según indica el Instituto Armado en una nota, desde el inicio de la investigación se interpusieron 34 denuncias por tenencia de estupefacientes en la vía pública a personas que transitaba por los alrededores del punto de venta.

Dada la "gran actividad" del punto de venta que causaba "una gran alarma social en los vecinos del barrio", los agentes diseñaron un dispositivo de entrada de la vivienda, ubicada en el bajo de un edificio y que era ocupada "de forma ilegal".

Los agentes accedieron a la vivienda por una ventana tras eliminar una reja metálica que la protegía, si bien una vez en el interior, vieron que la misma estaba vacía y únicamente había un perro de raza pastor alemán, que ha sido entregado a una protectora para su cuidado.

La posterior inspección permitió encontrar una pequeña cantidad de marihuana, recortes de papel de periódico utilizados para envolver las dosis de droga, una calculadora y una lista de las variedades de marihuana que se vendían y su peso. Asimismo, se hallaron evidencias que permitió la posterior detección de los sospechosos, a los que también se les acusa de un presunto delito por ocupación ilegal de la vivienda y defraudación de fluido eléctrico. Las diligencias quedaron a disposición de un juzgado de Roquetas.

Consulta aquí más noticias de Almería.