Los Mossos d´Esquadra han confirmado que en un primer análisis del tacógrafo del autobús accidentado en la Sentiu de Sió (Noguera), que el vehículo iba como a mínimo a diez kilómetros por hora más rápido del permitido.

Éste primer análisis sitúa la velocidad del autocar entre los ochenta y los noventa kilómetros por hora en el momento del accidente en un tramo donde el máximo permitido es de setenta.

Así pues, el exceso de velocidad podría haber propiciado que el autocar se saliera de la vía y que como consecuencia del accidente murieran tres personas.

Se precipitó por un desnivel 

El siniestro ocurrió poco antes de la medianoche del pasado viernes en el punto kilométrico 33 de la carretera C-13, en el término municipal de la Sentiu de Sió.

En el accidente murieron tres personas y otras seis resultaron heridas graves

En el autocar viajaban un total de dieciseis personas, catorce pasajeros y dos conductores, todos de nacionalidad portuguesa. A consecuencia del accidente, murieron tres personas mientras que el resto quedaron heridas, seis de ellas graves y siete leves.

El autocar, con matrícula portuguesa, hacía un recorrido regular desde Andorra hasta Portugal, cuando se precipitó por un desnivel de unos cuatro metros de altura próximo al cruce de la carretera C-12 con la carretera C-26.

Les tres personas muertas a consecuencia del accidente son Adelino S. R., de 44 años; Rosa F. S. G., de 43 años; y el conductor, Jose P. B. De 62 años. Los heridos graves, cuatro hombres y dos mujeres, tienen entre 23 y 50 años.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LLEIDA.