La decisión, por un plazo de 50 años, regulariza la situación patrimonial de estos inmuebles, que el organismo local ya está utilizando por un convenio suscrito con la Junta.

Los complejos cedidos, que cuentan con pabellones y piscinas, son el de La Fuensanta, situado en la calle Pintor Pedro Bueno y con una parcela de 17.914 metros cuadrados de superficie, y el de la calle Marbella (19.840 metros cuadrados).

La decisión adoptada por el Ejecutivo andaluz cuenta con la conformidad de la Consejería de Turismo y Deporte, departamento al que están adscritas las dependencias.

El Instituto Municipal de Deportes, que se compromete a su mantenimiento y conservación, estará obligado a destinarlas a un uso público exclusivamente deportivo.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.