El abogado ha precisado en declaraciones a Europa Press que este jueves se celebró la vista de conformidad en el juzgado de lo Penal 8 de Alicante, en la que se ha contemplado una "reducción sustancial" de la condena, seis meses menos de los 21 que solicitaba la Fiscalía, y en ese sentido Campos ha aseverado que su defendido "siempre ha comparecido, siempre ha estado disponible y ha aceptado la responsabilidad".

Además, ha asegurado que su cliente pagó "inmediatamente" las facturas del veterinario que atendió a los cuatro felinos, uno de los cuales no sobrevivió, y que "no llegaban ni a mil euros", según ha precisado el letrado.

Así, Campos ha detallado que este caso ha sido "un tema de mala pata, una cosa mal hecha", y que su defendido era "consciente de que había sido un error, un error doble, en primer lugar un error reaccionar así y en segundo lugar es que se había equivocado", pues según ha asegurado el abogado lo que había en el cubo que arrojó a los gatos "no era ácido, era un detergente industrial, un resto de detergente industrial que había en un cubo de agua".

AMENAZAS

Por otra parte, el abogado ha criticado "el aire que se le ha dado en las redes sociales", y, al respecto, ha asegurado que a su defendido "le han amenazado de muerte, le han amenazado con quemarle personalmente, han publicado fotos de sus hijos, le han hecho auténticos disparates".

"Nadie está diciendo que el incidente del gato fuera una machada y estuviera muy bien, se ha aceptado humildemente una responsabilidad, se han pagado las resultas y ya está", ha indicado el abogado, quien ha considerado que "esto ha sido un hecho desafortunado, pero lo otro es intencional, son amenazas terribles" contra las que emprenderán acciones legales.

Respecto al hecho de que la asociación de protección animal Fedanimal no haya podido finalmente personarse en la causa como acusación popular, Campos ha indicado que tienen "derecho como cualquier ciudadano a personarse", pero ha recordado que el juzgado "puede exigir que se haga una prestación de fianza" de 1.500 euros que fue recurrida por la asociación y rebajada a 500 euros.

Según el letrado, en Fedanimal "dejaron pasar mucho tiempo", por lo que finalmente no pudieron depositar la fianza, por lo que se quedaron fuera del procedimiento. Por su parte, desde Fedanimal presentaron un escrito en el juzgado en el que indicaban que "pese a haber insistido varias veces de forma escrita" para que les requirieran la fianza "esto no ha sucedido, viendo nuestros derechos vulnerados", según indicaron.

Consulta aquí más noticias de Alicante.