La Guardia Civil de Villarrobledo recogió la denuncia de una vecina de la localidad que manifestaba haber sido víctima de un delito de usurpación de identidad, tras la contratación, a su nombre, de dos líneas de telefonía, una fija y otra móvil, desconociendo la identidad del posible autor, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

A raíz de esta denuncia, los agentes de la Guardia Civil encargados de la investigación recabaron indicios y pruebas que desvirtuaban los hechos denunciados, procediendo a la detención de la víctima por simular un delito que nunca había ocurrido.

Finalmente la Guardia Civil pudo conocer que la detenida había denunciado los hechos con la intención de no abonar cierta cantidad de dinero, que la operadora de telefonía móvil le reclamaba en concepto de mensualidades, exigiéndole copia de la denuncia como medio de prueba, para formular la oportuna reclamación.

Las diligencias instruidas por la Benemérita, junto con la persona detenida, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Villarrobledo en turno de guardia.

Consulta aquí más noticias de Albacete.