Antoni Poveda (AMB) entrega las primeras tarjetas T-Verda.
Antoni Poveda (AMB) entrega las primeras tarjetas T-Verda. EUROPA PRESS

La nueva T-Verda es una realidad desde este martes. Los primeros 202 ciudadanos receptores de esta nueva tarjeta metropolitana –que da acceso a tres años de transporte público gratuito a cambio de desguazar un vehículo contaminante que circule habitualmente por Barcelona y sus alrededores– las recibieron ayer a manos del vicepresidente de Transporte y Movilidad del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), Antoni Poveda. De estos primeros vehículos que han dejado de circular, 186 son turismos y 16 ciclomotores.

Es como si retiráramos 5.000 vehículos de la circulación a efectos de contaminación atmosférica"

Un 74% corresponden a automóviles de gasolina (148) y casi la mitad de ellos estaban matriculados entre los años 1995 y 2000. El 26% restante (54) son de motor diesel, mayoritariamente matriculados entre los años 1995 y 2005. Un total de 25 de los ciudadanos que ya disponen de T-Verda han decidido ceder el uso de esta tarjeta a un miembro de su núcleo familiar.

De Barcelona ciudad son 138 de los 202 solicitantes, pero los hay hasta de una veintena de los 36 municipios que conforman el área metropolitana, entre ellos L'Hospitalet, con 8 peticiones, o Badalona, Sant Boi de Llobregat o Santa Coloma de Gramenet, con 7 cada uno. El perfil de los usuarios es en un 55% de los casos de mayores de 50 años. La franja de edad que, por el momento, se ha mostrado menos interesada en la T-Verda corresponde a la de los jóvenes de entre los 18 y los 29 años.

Los 249 coches viejos que han sido retirados de las carreteras contaminaban tanto como 5.000 coches nuevos, aseguró Poveda, quien destacó durante la entrega de estas tarjetas metropolitanas la trascendencia medioambiental de este nuevo título de transporte que ya utilizan ciudades europeas como París. «Es como si retiráramos 5.000 vehículos de la circulación a efectos de contaminación atmosférica», afirmó.

Multas de 100 euros en episodios de contaminación

Los conductores de coches que no cuenten con la etiqueta ambiental expedida por la Dirección General de Tráfico (DGT), los más contaminantes, que circulen por la zona de bajas emisiones de Barcelona (entre las rondas)cuando esté prohibido por episodios de contaminación serán sancionados con una multa de 100 euros a partir del 1 de diciembre (50 euros si se paga al momento).

La Guàrdia Urbana desplegará un operativo extraordinario cuando la Generalitat declare episodios de contaminación La Guàrdia Urbana desplegará un operativo extraordinario cuando la Generalitat declare dichos episodios ambientales. El cuerpo se reforzará con 48 patrullas que se ubicarán principalmente en las rondas para identificar matrículas y sancionar a los dueños de los vehículos que circulen a pesar de tenerlo prohibido.

Aviso preventivo por polución

Territori i Sostenibilitat de la Generalitat activó ayer un aviso preventivo de contaminación atmosférica en los 40 municipios de la conurbación de Barcelona, en Ponent y en la Plana de Vic, abarcando un total de 224 poblaciones.

Se busca reducir la emisión de contaminantes para evitar un episodio de contaminación ambiental. Se indica con paneles luminosos en las principales carreteras y se pide a los ciudadanos que usen  sobre todo el transporte público.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.