La que sufrió heridas de mayor gravedad fue una señora de 82 que fue atacada por dos canes potencialmente peligrosos el pasado sábado en Covelo (Pontevedra), y a la que han tenido que amputar las dos piernas. Hasta hace poco su situación era de pronóstico reservado, pero fuentes sanitarias han ratificado una evolución favorable.

La mujer de 76 años a la que mordió el perro de su hijo en la localidad pontevedresa de Mos también continúa con un progreso favorable.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.