La independencia de Cataluña pasa de la novena a la segunda preocupación, según el CIS

Un joven porta una estelada, en una imagen de archivo.
Un joven porta una estelada, en una imagen de archivo.
EFE

La preocupación de los ciudadanos por la independencia de Cataluña se ha disparado en el último mes y ya es el segundo problema más citado por los españoles, tras el paro, según el barómetro del CIS correspondiente al mes de octubre.

Es el primer estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) desde la celebración del referéndum independentista del 1 de octubre y, de hecho, las encuestas fueron realizadas entre el 2 y el 11 de octubre, el día después de que Puigdemont declarara la independencia pero la dejara en suspenso.

Así, la independencia de Cataluña es citada como uno de los principales problemas de España para el 29% de los encuestados, frente al 7,8% que mencionaba esta preocupación en el anterior barómetro —era el noveno problema—.

Se dispara la preocupación por Cataluña

De hecho, para un 15,6% de los 2.487 entrevistados por el CIS la crisis catalana es su principal preocupación, algo que solo opinaban un 3,2% en la encuesta de septiembre.

Fue en ese barómetro del CIS en el que se disparó la preocupación por la situación en Cataluña y entró a formar parte de los diez mayores problemas del país, según los españoles, ya que hasta entonces no había llegado al 3%. Así, antes del verano, solo un 2,6% de los españoles situaba este asunto entre sus principales preocupaciones (barómetro de julio) y un 1,2 por ciento (barómetro de junio).

Hace un año, en el estudio de octubre de 2016, solo un 0,6% consideraba que una hipotética independencia de Cataluña estaba entre los mayores problemas del país.

Las respuestas a otra de las tradicionales preguntas del CIS, las preferencias sobre la organización del Estado, se mantienen en porcentajes similares a otros meses y, así, un 10,2% de los encuestados sería partidario de reconocer la independencia a las comunidades autónomas, prácticamente el mismo porcentaje que hace un año (10,1% en el barómetro de octubre de 2016).

Un 17,5% preferiría un Estado sin autonomías; un 10,7% querría menos competencias autonómicas; un 13,4%, por el contrario, preferiría comunidades autónomas con más competencias, mientras que sigue siendo la opción mayoritaria una organización territorial como la actual (39,2%).

Tampoco hay apenas cambios en cuanto a los sentimientos de pertenencia, y un 53,7% de los españoles dicen sentirse tan españoles como miembros de su respectiva comunidad. Un 16,1% de los encuestados se siente "únicamente español"; un 7,5%, más español que de su autonomía; un 10,2 se siente más de su comunidad que español; mientras que un 6,2 —mismo porcentaje que hace un mes— no se siente español, sino solo miembro de su comunidad.

El paro sigue siendo el principal problema

Este aumento de la preocupación por Cataluña que refleja el CIS supera ya a cuestiones como la corrupción, los problemas económicos o los partidos políticos, que tradicionalmente estaban muy por delante. No obstante, la primera inquietud sigue siendo el paro, citado por el 66,2% (69,5% en el barómetro anterior).

Tras el paro y Cataluña, el tercer problema que más preocupa es la corrupción y el fraude, con el 28,3%, (38% en septiembre), seguido de "los políticos, los partidos y la política en general", que también ha aumentado, al pasar del 20,7% de septiembre al 27,5 actual.

Los problemas de índole económico (21,9%), la sanidad (8,3%), los problemas de índole social (7,8%), el Gobierno y la educación (ambos con el 5,3%) y el terrorismo internacional (3,1%) completan el decálogo de principales inquietudes de los españoles.

Sin embargo, la preocupación por el terrorismo internacional ha bajado considerablemente respecto a septiembre, cuando estaban muy recientes los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils y alcanzó el 15,6%.

Situación política y económica

Por otro lado, el 76,9% de los españoles cree que la situación política actual es mala o muy mala y un 61,4% teme que dentro de un año sea igual o peor, según el barómetro del CIS. De ese 76,9% de pesimistas, un 43,7% tilda la situación de muy mala y el otro 33,2 la califica de mala; el mes pasado, la situación era mala o muy mala para el 70,5%.

Frente a esa cifra, hay un 2,7% que cree que es buena o muy buena, ligeramente inferior al 2,9% de los que pensaban así en septiembre. Con la vista puesta dentro de un año, el 15,8% espera que la situación política sea mejor (11% hace un mes), otro 32,4% dice que será igual (47,6%) y el 29% opina que será peor (25,5%).

Este estudio del CIS evalúa también el escenario político en comparación con el año anterior y constata que el 53,2% de los españoles ve que la situación está peor ahora; sólo hay un 5,4% de optimistas que la ven mejor, y para otro 38,6% sigue igual.

Respecto a la situación económica, el 48,9% dice que es mala o muy mala, dato inferior al 51,6% que pensaba lo mismo en septiembre, en tanto que el 7,6% la califica de buena o muy buena, cinco décimas más que hace un mes.

Compara también el panorama económico con el que había hace un año y el 23,5% de los encuestados asegura que las cosas están mejor; para el 50,9% está igual, y el 23,4% estima que ha ido a peor.

Para dentro de un año, el 21% confía en que la situación económica será mejor, frente al 25,1% que así lo creía en septiembre; para el 38,6% seguirá igual (44,1% en septiembre), y para el 21% será peor, de manera que crece el número de pesimistas, ya que hace un mes eran sólo el 16,8%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento