Las mediciones definitivas elevan a un total de 49.171,59 el número de hectáreas quemadas en la ola de incendios que ocurrió el fin de semana del 15 de octubre, casi 14.000 hectáreas más de las inicialmente contabilizadas. Ese fin de semana, Galicia registró 264 incendios forestales.

De esta cifra ha informado este viernes la Xunta a través de un comunicado, cuatro días antes de que el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, comparezca en el pleno del Parlamento para informar del dispositivo de incendios durante la ola de incendios de mediados de octubre.

Concretamente, de las 49.171,59 hectáreas, el 53,08% fue de monte arbolado (26.098,13 hectáreas), mientras que la superficie rasa alcanzó el 46,92% (23.073,46 hectáreas).

Si se analiza por provincias, y siempre de acuerdo a los datos facilitados por la Consellería de Medio Rural, la de Ourense fue la más afectada, con 22.623,23 hectáreas; seguida de Pontevedra, con 20.085,86; Lugo, con 5.734,45 hectáreas; y A Coruña, con 728,05 hectáreas.

Además, el 23,14% del total de hectáreas calcinadas se corresponde con superficie dañada en Red Natura. Son 11.376,69 hectáreas, de las cuales 6.769,39 se corresponden con la provincia de Ourense y 4.523 con la de Lugo, las dos provincias con mayor afectación en este tipo de superficie.

MÁS HECTÁREAS QUEMADAS QUE EN TODO UN AÑO

Hasta la ola de incendios de mediados de octubre, habían ardido en Galicia 12.600 hectáreas, con lo que, sumadas las más de 49.000 de la ola de incendios, 2017 ya contabiliza 61.771 hectáreas de superficie quemada.

Esta cifra significa que 2017 se sitúa como tercer año de los últimos 30 en que más hectáreas se vieron afectadas por los incendios forestales, con la excepción de 2006 y 1989, y pese a que todavía faltan dos meses para finalizar el ejercicio.

Así, después de las 95.947 hectáreas calcinadas en 2006 y de las 198.998,2 de 1989 -datos del Pladiga-, el histórico de las últimas tres décadas nos remite a 2017, con casi 62.000 hectáreas calcinadas a falta de finalizar el ejercicio.

Además, en un sólo fin de semana de este mes de octubre, se multiplicó casi por cuatro la superficie calcinada en lo que iba de año. Esto es, en la ola de incendios se quemó 3,9 veces más superficie que lo que había quedado calcinada en los nueve meses y medio anteriores.

TRABAJOS DE RECUPERACIÓN

Por otro lado, la Xunta ha indicado que ya se iniciaron las inspecciones sobre terreno para obtener aproximaciones de la situación en el monte y en los bancos marisqueros, en el marco de las actuaciones para recuperar las zonas quemadas.

En el plan de trabajo, está previsto consolidar los suelos priorizando aquellos incendios de más de 300 hectáreas que hubo a lo largo de 2017 y que ascienden, según los datos de Medio Rural, a 32 casos.

Al margen de las actuaciones sobre terreno, el Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó el pasado lunes las ayudas para la reparación de daños causados por los incendios. En el caso de infraestructuras y equipamientos privados afectados y daños en las explotaciones agrícolas y ganaderas, la Consellería de Medio Rural habilitó 1,5 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.