Asimismo, se les ha detenido por dos delitos de falsificación de documento mercantil, un delito menos grave de estafa, un delito menos grave de estafa en grado de tentativa y un delito de robo, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

El pasado 17 de abril, el responsable de la oficina de Correos de Casarrubios del Monte denunció en el Puesto Principal de la Guardia Civil de Valmojado un robo con fuerza en las cosas en dicha dependencia, en el que los autores habían sustraído paquetería y diversas cartas, de las que se desconocía

su contenido.

Posteriormente, el 21 de ese mismo mes se recibió en el mismo cuartel otra denuncia por un delito de estafa consumado y otro en grado de tentativa, cuyos hechos habían ocurrido en dos entidades bancarias de la localidad de Madrid. El denunciante informó que su empresa realiza pagos a proveedores a través de pagarés que se remiten a sus destinatarios a través de la oficina de Correos de Casarrubios del Monte.

A la vista de los hechos denunciados, el Área de Investigación del Puesto Principal de Valmojado inició las actuaciones para esclarecer estos delitos y localizar a su autor o autores dando lugar a la Operación 'Pagabres'.

La investigación llevó a la Guardia Civil hasta dos personas con numerosos antecedentes por cometer hechos similares, hasta el punto de que ha podido convertirse en su medio de vida.

Los presuntos autores de los hechos procedieron al robo con fuerza en la oficina de Correos de la localidad de Casarrubios del Monte, donde sustrajeron paquetería, documentación y correspondencia entre los que se encontraban los pagarés.

Esta oficina, fue el último lugar donde ambos pagarés se encontraron juntos ya que tenían direcciones de destino diferentes. Una vez en posesión de los pagarés, los delincuentes los modificaron, y mediante identidades falsas los intentaron cobrar en entidades bancarias consiguiendo su propósito con uno de ellos.

Recientemente, la Guardia Civil ha detenido a J.J.C.L y a J.C.F por un delito de robo con fuerza en las cosas, dos delitos de usurpación de identidad, un delito menos grave de estafa, un delito menos grave de estafa en grado de tentativa, dos delitos de falsificación de documento mercantil y dos delitos contra la intimidad de las personas y los puso a disposición judicial ante el Juzgado de Guardia de Illescas.

Consulta aquí más noticias de Toledo.