Según informa en una nota, el libro, editado por Algaida, narra la historia de Elisa, una sevillana en la cuarentena con dos licenciaturas, buena familia y vida echada a perder, que cree encontrar su salvación en Roberto, un alto ejecutivo del que conoce poco más que sus abrazos imponentes.

Despojada de toda ética, se entromete en el territorio explosivo de un hombre de éxito en plena catarsis por la muerte violenta de su hermano pequeño; para conseguirlo seduce a Fidel, amigo inseparable de su ansiado objeto del deseo, y así acceder a él sin entender de las lealtades entre ellos, haciendo de cada paso un intento desesperado por dejar de ser una mujer maldita.

En esta novela, en la que una amplia corte de personajes de toda catadura moral y condición ponen a prueba la relación entre dos amigos, centra la acción en Sevilla y en nuestros días, porque según su autor "no hay mejor escenario y tiempo que los que uno vive a diario, y tomé a mis creadores de referencia como quien pone estampitas a los santos en el escritorio".

Para este libro, el escritor sevillano se ha inspirado en Murakami para diseñar el comienzo, con el personaje de Aomame muy presente, buscó las claves de Auster para mantener el ritmo de una trama principal muy urbana, con mucho "charme" y "desasosegante", y lanzó un golpe de efecto a lo Joël Dicker, metiéndose en los bajos fondos de Sevilla buscando a Bukowski y acelerando el ritmo hasta provocar "un final muy Tarantino".

El autor ha aclarado que "es fundamental mantener un estilo personal, fiel a sus novelas, con fuerte contenido psicológico y con el ser humano en su centro", y añade que "la terapia me sirvió para confirmar que bajo toda amistad sincera se esconden irremediablemente desequilibrios, celos y complejos, lo que me confirma, a fin de cuentas, que ninguna relación humana, incluso la más ideal, puede construirse a salvo de rasguños".

Salvador Navarro (Sevilla, 1967), es ingeniero industrial de Renault. En 2002 publicó su primera novela 'Eres lo único que tengo niña', a la que han seguido 'Rosa.0', 'Andrea no está loca', 'No te supe perder' (2011) y 'Huyendo de mi' (Algaida 2015). Muy influido por la narrativa americana del siglo XX, desarrolla una literatura urbana con fuertes componentes psicológicos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.