esqueleto
Las tumbas han sido reutilizadas para otros cadáveres.

"Os mortos aportan información", así es como el arqueólogo municipal explicó el hallazgo de más esqueletos en las excavaciones que se están realizando en el entorno de la basílica de Santa María. Los cuerpos encontrados desde comienzos de las prospecciones previas que realizan los arqueólogos antes de la reforma urbana suman ya un total de 57 cuerpos.

El estudio de los restos servirá para conocer un poco más la Pontevedra medieval n la que se enterraron estos vecinos del Lérez del siglo XVII

La última jornada los técnicos municipales identificaron 20 nuevas tumbas, de las cuales, una de ellas, había enterrados 17 individuos a la vez, lo que hace pensar en algún tipo de epidemia o enfermedad, que habría ocasionado la muerte a varias personas al mismo tiempo.

Tumbas modestas 

En todos los casos, se trata de enterramientos muy austeros, con cuerpos sepultados en el terreno natural con sólo un sudario, sin ataúdes, vestimentas ni abalorios.

Este es el ritual propio de la época para la población de la clase baja, es decir, de las personas que se enterraban fuera de los muros de la basílica.

Por el contrario, está ya demostrado que a los individuos "relevantes" se les daba sepultura en el interior del templo, y sin que les faltase su féretro y sus ropajes.

Pero, para aclarar todo tipo de conjetura, los restos hallados son enviados a la Universidad de Santiago de Compostela, donde se les practica un estudio antropológico que puede concretar la fecha de enterramiento, los sexos, las edades e incluso las patologías que llevaron a esas personas a la tumba.

Enterramientos cristianos 

Tras su estudio, el Arzobispado de Santiago decidirá qué se hace con los restos, por tratarse de enterramientos cristianos de sujetos a quienes se dio sepultura bajo los rituales de la Iglesia Católica.

No en vano, el arqueólogo municipal apuntaró que "las tumbas excavadas sobre el terreno han sido reutilizadas para otros cadáveres, lo que dificulta su datación exacta". Asimismo, "los túmulos son muy ceñidos a los cuerpos y se sitúan además muy cercanos unos a otros, para aprovechar al máximo el terreno exterior del templo".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PONTEVEDRA.