Los grandes restaurantes de Oviedo ya no tienen sitio para más comensales en esta época. El día preferido por la mayoría de trabajadores para celebrar la cena de empresa es el viernes, 14 de diciembre. Cuando les dicen el «ya está completo», optan por los días 15, 20 y 21 para celebrarla. En el restaurante La Gruta se estima que unas 4.000 personas asistirán a cenar en las mencionadas fechas y en el Yantar de Campomanes tienen que decir «no» al que decide llamar ahora.

«Son pocas cenas, pero de mucha gente», aseguran en Tierrastur, en la calle Gascona. También tiene completas «casi todas» las noches en los restaurantes de Colloto y Gascona. Algún hueco se encuentra aún en La Pumarada o la sidrería Máter Asturias. Los que esperan hasta el último momento para hacer las reservas se encuentran con que ya no tienen sitio para el día que querían y hay quien opta por celebrar el encuentro de Navidad en enero.

Las cenas son multitudinarias esos días, aunque siempre depende de la empresa en la que se trabaje. Hay grupos de 300 y de 20 personas y suelen gastarse una media de 30 euros por persona. Los restaurantes ofrecen un menú cerrado para facilitar la tarea a los cocineros y equiparar el precio del plato elegido por todos los trabajadores.
Los restauradores de aquí aún confían en la buena voluntad de los ovetenses y no piden una fianza, como ocurre en otras ciudades.