Los Mossos d'Esquadra han confirmado que "por motivos de seguridad" el parque de la Ciutadella de Barcelona, donde se encuentra la sede del Parlament, estará cerrado al público.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, comparecerá a petición propia ante el pleno del Parlament a las 18:00 horas para trasladar los resultados de la jornada del 1-O, con una posible declaración unilateral de independencia de Cataluña encima de la mesa.

Desde primera hora de la mañana de este martes, los Mossos han situado varios furgones policiales frente a las entradas del parque y también junto al edificio del Parlament.

El cierre del parque al público, explican, se ha decidido para garantizar la seguridad en el recinto, y han recordado que durante la multitudinaria manifestación del domingo, en contra de la independencia de Cataluña y a favor de la unidad de España, un grupo de personas violentó una puerta de acceso a la Ciutadella y se dirigió en actitud hostil hasta el Parlament.

Una vez frente a la sede parlamentaria lanzaron huevos y diversos objetos mientras los Mossos hacían un cordón policial para evitar que el grupo avanzara.

Por otro lado, la Asamblea Nacional Catalana había anulado una concentración que había convocado para este martes en apoyo a la declaración unilateral de independencia en el parque de la Ciutadella, frente al Parlament, al tener conocimiento de esta medida.

Hay convocadas marchas contra la DUI al considerarla una "imposición antidemocrática"

La ANC ha trasladado la concentración al Paseo de Lluis Companys, frente al parque de la Ciutadella, y donde se encuentra también el edificio en el que tiene su sede el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que desde ayer está custodiado por la Policía Nacional, y no solo por los Mossos d'Esquadra, por orden judicial.

Las plataformas soberanistas, como la ANC y Òmnium Cultural, han llamado a concentrarse en apoyo a la declaración de independencia, mientras que la plataforma Recortes Cero ha convocado otra concentración para denunciar que la Declaración Unilateral de Independencia es una "imposición antidemocrática".

Paralelamente, Ciudadanos, PSC y PPC pidieron a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que se garantice la seguridad en el acceso y salida de los diputados al pleno de esta tarde.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.