Mosquito Tigre
Ejemplar de mosquito tigre Bàrbara Julbe

El mosquito tigre se ha extendido hasta Caldes d’Estrac (Barcelona), a unos 30 kilómetros de Blanes. Ante la amenaza que este hecho supone, se ha decidido crear una red de colaboración entre los gobiernos municipales, consejos comarcales y la Diputación de Girona para controlar su posible llegada.

Este insecto tiene una agresividad muy alta y puede llegar a transmitir algunas enfermedades, según los expertos

Se trata de un insecto de entre 2 y 10 milímetros de color oscuro que se caracteriza por tener unas bandas blancas y una raya en el tórax. El hecho de que hiberne en forma de huevo hace que pueda resistir hasta cinco grados bajo cero. El entorno óptimo para su desarrollo son pequeñas masas de agua estancada como bidones, macetas u otros recipientes.

El 2004 se detectó la presencia de mosquitos tigre (Aedes albopictus) en Sant Cugat del Vallés (Barcelona) y desde entonces, en tan solo tres años, se ha ido extendiendo progresivamente sobre todo en el área urbana de Barcelona y el Baix Llobregat.

Esta especie pica durante el día y fuera de las casas, además, según los expertos, tiene una agresividad muy alta, siendo capaz de traspasar el tejido tejano, y además sus picaduras son muy molestas. Y no sólo eso, incluso, puede actuar como transmisor de algunas enfermedades.

Combatir su entrada

Perfilar la estrategia a seguir para combatir la entrada del mosquito tigre en la provincia será el objetivo de la jornada que se celebrará en Girona el próximo 13 de Diciembre en el Auditori Narcís de Carreras de La Caixa.

Durante la jornada, se expondrán ejemplos de prevención y control que se han llevado a cabo en otras zonas de Europa con el objetivo de unir esfuerzos y adoptar un plan conjunto de vigilancia, seguimiento y control, y así, poder evitar su introducción en la provincia.

En principio, la estrategia se basará en vigilar su posible llegada así como erradicarlo, elaborar una cartografía con los lugares potencialmente óptimos para su desarrollo, hacer controles químicos de las larvas y hacer campañas de sensibilización a los ciudadanos.

Según el director del Servicio de Control de Mosquitos de la bahía de Roses, Eduard Marqués, "hace falta utilizar todo el abanico de armamento posible para combatir esta plaga”.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GIRONA.