Manifestación Barcelona
Miles de personas participaron en la manifestación bajo el lema "Somos una nación y decimos basta". TONI GARRIGA / EFE

Miles de personas han participado en la manifestación contra el caos ferroviario y en defensa de las infraestructuras catalanas, que comenzó a las cinco de la tarde desde la Plaza de Cataluña y concluyó en la estación de Francia de Barcelona.

Somos una nación y decimos basta. Tenemos derecho a decidir sobre nuestras infraestructuras

La manifestación, convocada por la Plataforma Derecho a Decidir (PDD), se celebró bajo el lema "Somos una nación y decimos basta. Tenemos derecho a decidir sobre nuestras infraestructuras".


La marcha contó con el apoyo de más de 150 entidades de diversa índole de la sociedad civil catalana y también de coaliciones partidos y formaciones políticas como CiU, ERC e ICV-EUiA, mientras que el PSC, el PP y Ciutadans no participaron en la misma.

En la cabeza de la manifestación se encontraban unas 500 personalidades del mundo artístico y cultural y deportivo, entre ellas el filósofo Rubert de Ventós, el historiador Manuel Cuyás, el escritor Vicens Villatoro, la cantante Nuria Feliu o el presidente del F.C. Barcelona, Joan Laporta.

En un segundo bloque se encontraban representantes de las más de 150 entidades que han apoyado esta manifestación y en el tercero los partidos políticos.

Entre los líderes políticos que participaron en la manifestación se encontraban el vicepresidente de la Generalitat y presidente de ERC, Josep Lluis Carod-Rovira, el conseller de gobernación y secretario general de este partido, Joan Puigcercós y el candidato de la formación independentista al Congreso, Joan Ridao.

También se pudo ver al portavoz de ICV al Congreso, Joan Herrera, al coordinador general de EUiA, Jordi Miralles, y al conseller de Medio Ambiente, Francesc Miralles.

Entre los dirigentes de CiU que participaron en la marcha figuraban el ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol, el presidente de la coalición nacionalista, Artur Mas, y el secretario general, Josep Antoni Duran i Lleida.

Maragall, que el pasado mes de octubre reveló que ya no milita en el PSC y que sufre un principio de la enfermedad de Alzheimer, ha evitado acaparar los focos de los medios de comunicación y no se ha situado al frente de ninguna de las pancartas que lucían las diferentes entidades y partidos convocantes de la marcha.

La manifestación ha coincidido con el restablecimiento de las tres líneas del servicio de Cercanías que quedaron fuera de servicio hace 42 días debido a los problemas relacionados con las obras para la llegada del AVE a Barcelona.

En el manifiesto que se leyó al final del acto, se denunciaba el mal estado de las infraestructuras ferroviarias y viarias de Cataluña dependientes del Estado, atribuido a la falta de inversión de los sucesivos gobiernos de España, y se critica el "menosprecio" de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez.

También se recogía una petición expresa para que las redes de transporte sean traspasadas a la Generalitat, para que sean publicadas las balanzas fiscales y para que el gobierno catalán recaude y gestione todos los impuestos que pagan los catalanes.