El purpurado, en su conferencia en la Católica
El purpurado, en su conferencia en la Católica UCV

"Para la canalización de esas sinergias, en la labor de información, administración, dotación de infraestructuras y logística", ha explicado en la clausura del II Congreso Internacional sobre Hambre, Pobreza y Sostenibilidad de la Católica.

En este foro, el purpurado donde ha ofrecido la diócesis de Valencia para crear "un centro de referencia al servicio de estas organizaciones, para lograr desburocratizar el hambre, desglobalizar las ayudas y lograr mayor impacto en la lucha".

"La lucha contra el hambre no se puede reducir a una serie de respuestas aisladas, requiere sinergias. La realidad pide aunar esfuerzos para conseguir los objetivos con mayor rapidez y efectividad. A día de hoy carecemos en España de una sede para este objetivo. Y es por ello que ofrezco el marco de nuestra Diócesis para establecer un lugar común", ha aseverado Cañizares.

En ese sentido, el cardenal ha asegurado que la pobreza "ha de tener respuesta" con la coordinación de los principales agentes mundiales. Y ha ilustrado: "como dice el papa Francisco, hay que 'desburocratizar' este problema contando con los medios humanos y tecnológicos del siglo XXI".

"VIVIMOS EN UN MUNDO INJUSTO"

"Vivimos en un mundo injusto con sufrimientos provocados por los hombres", ha asegurado Cañizares, quien considera que las personas deben ser "promotores de un mundo más justo, luchando codo con codo sin mirar pasaportes ni ideologías".

"A través de la investigación y la educación, tenemos la oportunidad de hacer conscientes a las nuevas generaciones de la importancia de transformar el paradigma actual que rige el mundo", ha añadido.

DOS VICARIATOS EN PERÚ

El también canciller de la UCV ha anunciado que la diócesis de Valencia asumirá los dos vicariatos más pobres del Perú, Requena y San José de Amazonas, compromiso al que se adhiere también la Universidad Católica de Valencia.

En ese sentido, Cañizares ha calificado el congreso internacional sobre el hambre como un "aldabonazo" a las conciencias de todos para hacer ver la "inmensa tragedia" del hambre y la pobreza en el mundo.

"Las cifras son escalofriantes. Hemos de llamar a la responsabilidad de los hombres una y otra vez. Recordar que todos somos hermanos, que somos custodios unos de otros, que no podemos cerrar nuestras entrañas al resto de seres humanos, especialmente los más pobres".

A través de la investigación y la educación, el cardenal ha subrayado que "tenemos la oportunidad de hacer conscientes a las nuevas generaciones de la importancia de transformar el paradigma actual que rige el mundo".

Consulta aquí más noticias de Valencia.