La operación se ha llevado a cabo por guardias civiles de Alicante y del aeropuerto de Barajas, con la colaboración de las autoridades británicas. El valor de la droga y de los efectos intervenidos supera los 300.000 euros, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

La investigación arrancó cuando los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil del aeropuerto de Barajas detectaron el envío de una mercancía sospechosa que tenía como destinatario un residente en el Reino Unido. Consistía en una pieza de maquinaria pesada que podía contener sustancias estupefacientes en el interior.

Efectivamente, los efectivos hallaron dentro un total de 63 kilos de marihuana repartidos en 52 bolsas precintadas. La droga estaba enviada desde la provincia de Alicante, por lo que los agentes del Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga de la Comandancia de la Guardia Civil de la capital alicantina se hicieron cargo del operativo.

Las pesquisas llevaron a los guardias civiles hasta la localidad alicantina de La Nucía, a una nave alquilada en un polígono industrial a nombre de una empresa de exportación de alimentos. De esta forma, los sospechosos aprovechaban para cargar la droga y sacarla al exterior.

La instalación estaba a nombre de un ciudadano británico y residente en El Albir, que se dedicaba a visitar los domicilios y locales de ocio de otros compatriotas, siempre bajo unas "estrictas medidas de seguridad" y a la expectativa de cualquier movimiento policial a su alrededor.

También se encargaba de supervisar la entrega de la mercancía en el Reino Unido, pues viajó hasta ese país durante cuatro días mientras estaba siendo investigado.

Precisamente, el mismo día del inicio de su estancia en suelo británico, la Guardia Civil obtuvo la autorización judicial para registrar su domicilio, donde los agentes se incautaron de gran cantidad de material empleado para el cultivo y producción 'indoor' de marihuana.

En concreto, 750 maceteros de plástico negro, cuatro filtros de carbono, tres extractores, tres transformadores y otros tres ventiladores, además de 380 libras esterlinas (480 euros). El valor del conjunto de la droga incautada y de los efectos intervenidos asciende a, aproximadamente, unos 311.170 euros.

EN PRISIÓN

Al regreso de su viaje, los agentes prepararon un dispositivo especial para detener al ciudadano británico, a quien se le imputa un delito contra la salud pública por tráfico de estupefacientes. El sospechoso ha ingresado en prisión por estos hechos tras pasar a disposición judicial.

Paralelamente, la Guardia Civil ha investigado a otro británico, de 42 años y residente en El Albir, por su presunta colaboración en la organización.

La Benemérita también ha tenido conocimiento de que las autoridades británicas, gracias a la información proporcionada por la Guardia Civil española, actuaron de forma análoga con el receptor de la mercancía en el país.

SE VENDE POR EL TRIPLE EN REINO UNIDO

Desde el instituto armado destacan que el kilo de marihuana en España puede alcanzar un valor en el mercado de 1.400 euros, mientras que en el Reino Unido es de 3.500 libras esterlinas, unos 3.947 euros, con lo que estas bandas pueden triplicar los beneficios.

Consulta aquí más noticias de Alicante.