Al menos 35 personas están desaparecidas y otras cinco han resultado heridas a causa de una nueva explosión ocurrida en la mina ucraniana de Zasiadko, donde hace dos semanas una explosión de metano provocó la muerte de un centenar de personas.

La nueva explosión, cuyas causas y envergadura aún están por precisar, se produjo a primeras horas de la mañana durante los trabajos en la zona de la mina, a más de mil metros de profundidad, donde se produjo la catástrofe del pasado 18 de noviembre.

Según comunicó un portavoz del Comité Estatal de Seguridad Laboral, 20 personas han sido evacuadas de la mina, cinco de ellas con quemaduras graves.

Por el momento se desconoce la situación de otros 35 mineros que trabajaban en la zona del siniestro, indicó.