"Hay una descomposición del equipo de Gobierno que salta a la vista y que está afectando ya gravemente a la gestión municipal", ha afirmado este jueves en una nota la portavoz socialista, Ana Belén Rescalvo.

Al hilo, ha señalado que el gobierno local "fue incapaz de aprobar la liquidación de los presupuestos de 2015 y 2016, ya que los concejales de FADI no asistieron al pleno y el PP estaba en minoría (tres concejales frente a cuatro de PSOE, que ganó las elecciones y es la fuerza mayoritaria). Pero es que, incluso, su propia teniente de alcalde se abstuvo en ambas votaciones, en una decisión "verdaderamente escandalosa".

"Ni siquiera los tres concejales del PP respaldaron las cuentas de su propio gobierno. Por desgracia, la división interna, la inestabilidad y el descontrol en la gestión están ahora mismo a la orden del día en el Ayuntamiento", ha lamentado la concejala.

Según ha explicado, los cuatro ediles del PSOE votaron en contra de la liquidación presupuestaria después de constatar que las cifras presentadas "demuestran que el equipo de gobierno mintió a los vecinos y consintió un intolerable despilfarro de dinero público" en las fiestas locales.

La liquidación de 2015 contempla un gasto de 73.869 euros, nada menos que 39.000 euros más de la cifra presupuestada, "una auténtica barbaridad que no tiene justificación alguna en un pueblo como Sorihuela". "Pero es que en 2016 se gastaron la friolera de 100.000 euros cuando sólo había presupuestado 40.000 euros, un derroche que no tiene la más mínima excusa", ha denunciado para añadir que no le extraña que "la teniente de alcalde del PP quisiera abstenerse, porque estas cuentas no hay quien las sostenga", ya que "son sangrantes".

En este sentido, Rescalvo apunta igualmente que el secretario interventor ha tenido que recurrir al Tribunal de Cuentas para que se pronuncie sobre tres expedientes en los que puede haber irregularidades supuestamente cometidas por el equipo de Gobierno, otro argumento más para posicionarse en contra.

Pero es que, además, estamos hablando de "unas liquidaciones ficticias", por cuanto se contempla en 2015 una cifra de casi 132.000 euros por obras que no fueron ejecutadas ese año, sino en 2016, y que por tanto deberían pasar al ejercicio siguiente. A su juicio, "es un disparate continuo".

La portavoz socialista ha criticado, asimismo, la "falta de transparencia" del equipo de gobierno, que ante los requerimientos de información por parte de la oposición, contestaba "con insultos, desprecio y ni un solo papel". "Hemos tenido que irnos a la Fiscalía Provincial para poder acceder a toda la información solicitada y que el PP se empeña en negarnos, explica al respecto.

ESPANTADA

Rescalvo critica la "espantada" que han dado los concejales de FADI una vez que ya no forman parte del equipo de gobierno, "en una dejación de responsabilidades que supone una falta de respeto hacia su electorado y hacia los vecinos y vecinas de Sorihuela".

La portavoz socialista considera que lo que está ocurriendo en este municipio "demuestra con rotundidad que el pacto de perdedores PP-FADI fue un acuerdo de intereses particulares, que sólo buscaba expulsar al PSOE de la Alcaldía, que se sustentaba en un reparto de sillones y que, a las primeras de cambio, ha saltado por los aires dejando al Ayuntamiento en una situación de incertidumbre y caos".

Rescalvo garantiza que el PSOE seguirá desempeñando un trabajo serio y responsable en la oposición, porque "lo más importante en estos momentos es garantizar que el Ayuntamiento no se va a pique por la irresponsabilidad de PP y FADI".

"Vamos a ejercer nuestra labor como el único grupo político responsable y riguroso que queda en la Corporación, defendiendo el interés general de los vecinos de Sorihuela e intentando que esta desastrosa gestión del PP les haga el menor daño posible", ha asegurado Rescalvo.

Consulta aquí más noticias de Jaén.