Primeros votantes en el 1-O
Un votante deposita su voto en una urna en la escuela Sant Jordi de Badalona. ACN

El sistema que permitió recoger los datos censales para celebrar el referéndum del 1-O ha sufrido un grave fallo de seguridad que ha dejado al descubierto nombre, apellidos, dirección, DNI y fecha de nacimiento de más de cinco millones de ciudadanos mayores de 18 años. Se trata de datos personales a partir de los cuales se pueden cometer fraudes, tal como adelanta Hacker News.

Antes de que se celebrase la consulta, el Gobierno central decidió bloquear todas las webs habilitadas para que los ciudadanos pudieran conocer dónde iban a votar y aportasen sus datos. Una vez hecho eso, y ante las constantes réplicas desde la Generalitat, el mismo 1 de octubre, la Guardia Civil bloqueó todos los sistemas de recuento de votos y de voto telemático.

El Govern optó por un sistema de réplicas con el objetivo de mantener un control sobre el censo a pesar de los impedimentos del Ejectuvo. Ese método, según explican los expertos, es fácilmente descrifrable, por lo que cualquier ciudadano puede acceder a elementos personales de otros y ahora todos quedan "visibles y comprometidos".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.