'Poesía Brossa': cuando la palabra toma forma

  • El Museo d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA) se adelanta a las celebraciones del centenario del nacimiento del poeta (2019) con una exposición que repasa toda su carrera.
  • Reúne 800 obras y abundante documentación, en un recorrido que muestra la consolidación de su lenguaje artístico a través de sus investigaciones plásticas, poesía, teatro, cine y las artes de acción.
Poesía Brossa. Vista de la exposición que podrá verse entre el 21 de septiembre de 2017 y el 25 de febrero de 2018. Foto: Miquel Coll
Poesía Brossa. Vista de la exposición que podrá verse entre el 21 de septiembre de 2017 y el 25 de febrero de 2018. Foto: Miquel Coll
MIQUEL COLL

Puede decirse que en España, y por extensión en el mundo, hubo un antes y un después de Joan Brossa (Barcelona, 1919 -1998). Sin apenas moverse en su larga vida de su amada ciudad condal construyó un universo propio, que superó fronteras, idiomas y sensibilidades. Renovó la poesía por dentro y por fuera y se convirtió en uno de los más grandes vanguardistas del siglo XX.

"Si no pudiera escribir, en los momentos de euforia sería guerrillero, en los de pasividad, prestidigitador. Ser poeta incluye las dos cosas", dijo una vez. Y lo suyo fue eso, pura revolución y reivindicación a través de las palabras con las que hacía magia. Porque fue poeta pero también artista plástico, dramaturgo, performer... y gracias a todo eso dio forma a cosas que antes de llegar él sonaban a chino, como la poesía visual o la poesía escénica.

Tan amplia es su obra, que cuesta abarcarla. Para que se hagan una idea en 2011 la Fundació que lleva su nombre y el Ayuntamiento de Barcelona depositaron en el Museo d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA), en regime de comodato y por un periodo de 25 años (renovables), la colección, el archivo y la biblioteca del artista. Todo junto suma más de 60.000 piezas. Tras seis años de arduo trabajo, el MACBA presenta ahora una intensa exposición, Poesía Brossa, que pretende ser homenaje y, a la vez, introducción a su maravilloso universo.

Esta exposición monográfica reúne 800 obras y abundante documentación, en un recorrido que muestra la consolidación de su lenguaje artístico a través de sus investigaciones plásticas, poesía, teatro, cine y las artes de acción. Su obra es un cruce de lenguajes, donde la poesía suma acciones, imágenes y objetos. Y por ello, la muestra revisa su trabajo a través de tres cualidades: la oralidad, lo preformativo y la antipoesía. Por este motivo, también, un grupo de performers desarrollará su obra en las salas durante el tiempo que dure la muestra (abierta hasta el 25 de febrero).

Empeño en experimentar

El recorrido se inicia con los primeros escritos que datan de la guerra civil española, avanzando por los años de la dictadura franquista dominada en general por la ausencia de propuestas vanguardistas. En ese abrupto territorio fue donde Brossa se empeñó en renovar y experimentar a través de la investigación literaria y artística. Se incluyen casos de estudio, una recapitulación visual de sus exposiciones de los años ochenta, sitúa su producción en diálogo con la obra de Marcel Mariën, Ian Hamilton Finlay y Nicanor Parra (autores con los que guarda numerosas coincidencias temáticas y formales) e incluye sus colaboraciones con Miró, Tàpies, Portabella, Mestres Quadreny o Carles Santos.

Mención aparte merecen algunos temas su particular universo que se analizan con detalle: la crítica a la mercancía, el concepto poético de lenguaje, la lectura de Brossa como antipoesía o el transformismo, además de diversos gestos políticos como la reivindicación de la huelga de tranvías de 1951, el encierro de intelectuales en Montserrat en 1970 o el itinerario antiturístico por Barcelona.

Finalmente una de las joyas de la muestra: 12 casetes en los que Brossa comparte confidencias con Lluís Permanyer y que darían pie a sus memorias publicadas con el título Brossa x Brossa: records.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento