"Las cifras de accidentes en nuestra provincia aumentan en cualquiera de las vertientes que queramos analizar, en número absoluto, por sectores, por gravedad, In Itinere, etcétera", ha añadido.

En concreto, en los meses de enero a agosto 2017 y en comparación con ese mismo periodo de 2016, han ocurrido un diez por ciento más de accidentes laborales llegando a un total de 11.550, con un incremento generalizado en todos los sectores, destacando el aumento en Construcción y Agrario con un 34 por ciento y un 21 por ciento respectivamente, seguidos de Servicios e Industria con un seis por ciento y un dos por ciento.

En relación con la gravedad, ha añadido que se incrementan todos los porcentajes de accidentes laborales, siendo leve de un diez por ciento, grave un 24 por ciento y mortales un nueve por ciento. "En esta trágica estadística por gravedad, el sector construcción es el que más aumenta en todos los indicadores, siendo en leves un 33 por ciento, graves 55 por ciento y mortales 150 por ciento, pasando de dos a cinco fallecidos".

De igual modo, ha explicado, a través de un comunicado, que los accidentes laborales In Itinere también aumentan, concretamente, un nueve por ciento, siendo construcción con un 51 por ciento el sector que más eleva sus cifras en este tipo de accidentes"

"Las actividades económicas relacionadas con el sector servicios siguen siendo en las que más accidentes se producen, básicamente porque supone casi el 80 por ciento del entramado productivo en nuestra provincia. Lo alarmante es el aumento de cifras de accidentes en sector construcción, cuando todavía no se ha consolidado como actividad que apoye la recuperación del mercado laboral", ha señalado.

Según UGT, "esto es debido a la precarización y la inhibición de algunos empresarios en

las condiciones de trabajo de sus empleados, como corrobora los datos de la propia Inspección de Trabajo, los cuales dejan ver que el mayor número de requerimientos realizados están en Construcción".

Estos requerimientos, ha continuado, son principalmente por incumplir las condiciones de seguridad en los lugares de trabajo, por incumplimiento de la Ley de Subcontrataciones, máquinas y equipos de trabajo, planes de seguridad y salud, medios de protección individual y por aberturas en escaleras y plataformas.

Por otro lado, ante esta situación Rodríguez ha precisado que "cada vez que hay indicios de recuperación de una actividad, esa recuperación de basa en la precariedad en las condiciones de trabajo, sobre todo en las condiciones de seguridad y salud".

"Por parte del empresario, en esos momentos de inicio de su empresa, falta mentalidad para crear un lugar de trabajo sano y libre de accidentes, se relega al último lugar de las prioridades o simplemente ni se contempla hacer nada en materia de seguridad laboral", ha criticado.

En este sentido, ha añadido que el acometer una actividad empresarial, con la contratación de trabajadores, "implica necesariamente aplicar la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, implica tener cultura preventiva que anteponga la Ley ante cualquier otra acción a la hora de poner en marcha una empresa, no solo actuar a base de denuncias o requerimientos".

Por último, ha recordado que con el objetivo de fomentar la cultura preventiva en el trabajo, desde UGT Málaga, "hemos tomado este año 2017 como Año de la Prevención de Riesgos, en el cual focalizamos mes a mes los distintos aspecto que afectan directamente a la siniestralidad laboral en nuestra provincia, basándonos prioritariamente en unas cifras que por desgracia no dejan de aumentar", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Málaga.