Miguel del Arco
El director de teatro Miguel del Arco. Jorge París

El Teatro Kamikaze ha sido galardonado este miércoles con el Premio Nacional de Teatro 2017 que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El galardón está dotado con un premio en metálico de 30.000 euros.

El jurado ha concedido este galardón a Kamikaze Teatro "por la puesta en marcha de un proyecto colectivo en el que se desarrollan con excelencia las diversas ramas de la creación escénica: dirección, dramaturgia, producción e interpretación", según explica el Ministerio en un comunicado.

El jurado también ha querido resaltar "la valentía de sus propuestas y la adhesión de un público fiel que respalda este proyecto único en el panorama actual de nuestro teatro".

Liderado por Miguel del Arco, Aitor Tejada, Israel Elejalde y Jordi Buxó, el proyecto del Kamikaze comenzó a gestarse en 2009 con la obra La función por hacer. Hamlet, Juicio a una zorra o Antígona han sido algunas de sus producciones más aclamadas.

En septiembre de 2016, Kamikaze Producciones alquiló el Teatro Pavón tras la marcha de la Compañía Nacional de Tearo Clásico para renovar su programación. Actualmente triunfan con obras como El amante o Ensayo.

"Un espaldarazo al amor al arte"

Para la compañía Kamikaze recibir el Premio Nacional de Teatro es "un espaldarazo al amor al arte", especialmente después de "la dura travesía" del último año, tanto que los 30.000 euros del premio solo serán "un mordisquito" comparado con "el enorme agujero financiero" que tienen.

"Me siento como un pipiolo. Nos hace una ilusión gigantesca, especialmente en esta segunda temporada que empezamos tan llena de incertidumbre, pero la verdad es que hemos arrancado bien, abriendo una brecha en el túnel", explica  nada más conocer el fallo del jurado del premio uno de los responsables de la compañía, el director y autor Miguel del Arco.

Las han pasado "canutas" para llevar a término su "épica empresa", pero Del Arco cree que "la energía" del público, "presente todo el año" y la buena respuesta que empiezan a tener de las administraciones les está sacando de "la oscuridad", aunque continúan en "un gran agujero económico".

El Premio Nacional de Teatro se entrega desde el año 1978 y lo han recibido personalidades como Nuria Espert, Blanca Portillo o, el año pasado, la actriz Concha Belasco.