"No comprendemos el cierre, si constituye un mecanismo de ahorro económico y cuánto se obtiene con la medida. Pero, puesto que la carga de trabajo no disminuye en periodo estival, y se incrementan las listas de espera, la medida resulta incomprensible", critica Sarrión.

El pasado mes de julio, IU- Equo ya interrogó a la Junta por el cierre de la planta de cirugía durante el periodo estival, una medida "poco apropiada" para un centro que atiende a una población de 60.000 personas, entre Medina y Comarca.

Sarrión llamó entonces a reconsiderar la medida, tildada de innecesaria, en una comarca cuya población aumenta considerablemente en verano.

Sin embargo, tras la llegada del mes de septiembre la planta continúa cerrada y se desconoce la fecha de apertura. "Nos encontramos ante una vuelta de tuerca más", sentencia el procurador.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.