Rex Tillerson
El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, en Londres, donde abordó con su homólogo británico, el ministro de Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, la crisis norcoreana y la devastación provocada por el huracán Irma. ANDY RAIN / EFE

El secretario de Estado de EE UU, Rex Tillerson, condenó este jueves el "provocador" lanzamiento de un nuevo misil norcoreano que sobrevoló Japón, e instó a "todas las naciones" a aplicar "nuevas medidas" contra el régimen de Pyongyang.

"Pedimos a todas las naciones adoptar nuevas medidas contra el régimen de Kim [Jong-un]", afirmó Tillerson en un comunicado emitido por el Departamento de Estado en Washington.

En particular, el jefe de la diplomacia estadounidense urgió a China y Rusia, que tienen estrechos lazos con Corea del Norte, a mostrar su "intolerancia ante estos lanzamientos de misiles temerarios emprendiendo sus propias acciones directas" contra Pyongyang.

"China suministra a Corea del Norte casi todo su petróleo. Rusia es el mayor empleador de la fuerza laboral norcoreana", argumentó el secretario de Estado.

Amenaza directa

Tillerson recordó que el lanzamiento del nuevo misil norcoreano que sobrevoló Japón supone "la segunda vez que el pueblo de Japón, un aliado de EEUU, ha sido directamente amenazado en las últimas semanas".

"Estas continuas provocaciones solo profundizan el aislamiento diplomático y económico de Corea del Norte", subrayó el titular de Exteriores.

"Las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, incluidas las más recientes resoluciones de sanciones unánimes, representan el suelo, no el techo, de las acciones que deberíamos tomar", agregó Tillerson.

Anteriormente, el Comando del Pacífico (PACOM) de Estados Unidos confirmó que Corea del Norte lanzó este viernes un misil balístico de alcance intermedio que sobrevoló el norte de Japón, pero que no supuso una amenaza para América del Norte ni para la isla estadounidense de Guam, en el Pacífico occidental.

El presidente de EE UU, Donald Trump, fue informado por su jefe de gabinete, general John Kelly, del lanzamiento del misil, indicó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.