El religioso ha comparecido la mañana de este miércoles en sede judical y, tras su comparecencia, el juzgado ha acordado su libertad pero le ha retirado el pasaporte y le ha prohibido comunicarse a aproximarse a menos de 500 metros del menor durante un año, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

En esta causa, en la que hay un total de 11 personas investigadas, al sacerdote se le investiga por los supuestos delitos de abuso sexual a menor de 16 años, prostitución de menores y contacto con menores a través de medios telemáticos con finalidades sexuales.

El caso estalló a partir de una denuncia presentada en abril por abusos sexuales a un menor y, en el marco de esta investigación, el juzgado adoptó en mayo la orden internacional de detención del cura Joan A.B., que se materializó hace dos semanas.

El Obispado de Tortosa explicó entonces que el sacerdote se encontraba en Honduras por un convenio de colaboración entre dicho obispado y el de Trujillo: "Esto responde a una inquietud misionera que él había vivido ya en otras etapas de su vida sacerdotal".

Consulta aquí más noticias de Tarragona.