Inmigrantes en una playa
Inmigrantes en una playa

Con el incremento del número de población de origen extranjero en la provincia, en el Hospital de Poniente y en general en el resto de centros hospitalarios, necesitan adaptarse a las patologías que provienen de países lejanos y que no son tan habituales o que incluso están extinguidas a nivel regional y estatal. Es el caso de una enfermedad de los ojos denominada oncocercosis.

Hemos desarrollado técnicas de cirugía que en ningún otro sitio se desarrollan, en estos casos conseguimos dar la vuelta a los párpados.

Esta patología proviene de África y en España es una enfermedad que no se registraba desde hace años. Es un
tipo de conjuntivitis que, según evoluciona se produce cicatrización y el párpado se vuelve hacia dentro y el roce de las pestañas en el interior del ojo provocan una cicatrización en la córnea.

Con el incremento de personas que vienen del continente africano, esta enfermedad ocular ha reaparecido y los oftalmólogos del Hospital de Poniente se han vuelto a poner al día en lo que a tratamientos de esta afección se refiere.

"En los últimos años hemos atendido entre 15 y 20 casos de africanos que sufrían de oncocercosis que finalmente puede derivar en ceguera", matizó Jesús López, especialista del área de Oftalmología del Hospital de Poniente.

Normalmente los africanos que han acudido con esta enfermedad tiene secuelas cicatriciales. "Hemos desarrollado técnicas de cirugía que en ningún otro sitio se desarrollan, en estos casos conseguimos dar la vuelta a los párpados", afirmó el oftalmólogo.

Una gran parte de los casos que los especialistas del área de Oftalmología atienden a diario son de pacientes que sufren de conjuntivitis alérgicas. Según Jesús López es una afección que "los factores ambientales afectan bastante a los ojos como puede ser la influencia de los productos fitosanitarios que se utilizan en los cultivos de invernadero, así como la influencia del viento que mueve estos productos".

López aseguró que en otras zonas como Granada o Jaén -lugares donde ejerció su profesión- no se registraban tantos casos. Es difícil protegerse de este tipo de conjuntivitis. Los síntomas habituales de una conjuntivitis alérgica es el picor en los ojos. "Las más frecuentes son las conjuntivitis alérgicas crónicas que a pesar de el ojo tenga buen aspecto el picor es constante", manifestó el oftalmólogo. El tratamiento se basa en el uso del colirio. Las gafas de sol pueden ser otro de los elementos que ofrecen cierta protección a los ojos en estos casos.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE ALMERÍA