Los letrados, Emilio Cortés y Vicente Prieto, han argumentado además, en la vista oral celebrada por el recurso de apelación presentado tras la condena a 23 años dictada por la Audiencia Provincial de León, que ha existido una "contaminación de pruebas", por lo que han planteado una rebaja de la condena de doce años.

La defensa de Muñoz ha argumentado, asimismo, que todo el caso ha estado marcado por una "catarata de irregularidades" desde la detención del condenado en Asturias y han asegurado que la instrucción "no ha sido rigurosa y en el curso de ella se ha procurado buscar más a un culpable que al culpable del hecho".

En este sentido, los abogados han reiterado que no existe una prueba de cargo "suficiente" contra Miguel Ángel Muñoz y han lamentado las "vulneraciones" que se han registrado a lo largo del proceso.

Hay que recordar que la defensa de Miguel Ángel Muñoz presentó el recurso de apelación ante el TSJCyL al considerar que se habían vulnerado los derechos fundamentales de su defendido y que no se había respetado el derecho de defensa en las primeras diligencias policiales.

Miguel Ángel Muñoz fue condenado a 20 años de cárcel por el asesinato de la peregrina y a tres más por un delito de robo con violencia, además de que debe indemnizar con 120.000 euros a los padres de la víctima y con 30.000 a su hermano, así como devolver los 1.132 dólares que la joven portaba en el momento en el que se produjeron los hechos.

Consulta aquí más noticias de Burgos.