Un grupo de palomas en plena calle
Un grupo de palomas en plena calle. R. A.

El Partido Popular de Gijón solicita al Ayuntamiento que se den anticonceptivos a las palomas para así controlar y reducir su población. El sistema, que ya se usa con éxito en ciudades de Francia como París o Niza, consiste en alimentar a estas aves con un pienso especial que tiene impregnada la sustancia esterilizadora.

Según el concejal Eduardo Junquera, este sistema es totalmente seguro para otros animales y para las personas, ya que es una sustancia «cuyo sabor sólo atrae a estas aves». El edil popular sostiene que hay además otras ventajas: «permite reconducir la población de palomas y trasladarla de la zona de viviendas a palomares especialmente acondicionados».

A su vez, la oposición mantiene que hay que desarrollar una campaña de concienciación ciudadana para que los gijoneses «no alimenten por su cuenta a estas aves».

Junquera valoró de «fracasado» el programa actual de control de población, que consiste en capturarlas con redes, trasladarlas al invernadero municipal de Deva y eliminarlas gaseándolas con dióxido de carbono, sin que sientan dolor. Según dijo, no se alcanzaron los objetivos, ya que ni se redujo el número de ejemplares ni se ha conseguido alejarlas de los colegios o parques.