por supuestamente insultar y agredir a dos hombres por su condición sexual, según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa.

Según la denuncia formulada por los dos hombres, sobre las 10.30 horas del pasado día 27, cuando se encontraban en un restaurante desayunando, había al lado de una pareja formada por un hombre y una mujer. De repente, el hombre empezó a hacer comentarios homófonos hacía ellos, por entender que eran homosexuales.

Aunque en un principio hicieron caso omiso, tras continuar los comentarios despectivos, una de

las víctimas le preguntó que si era homófobo y le dijo que iba

a llamar a la Policía, ante lo que el agresor le dio una torta en la cara y abandonó el local.

Tras llamar a la Policía y comunicar lo ocurrido a la encargada del restaurante, el agresor entró de nuevo en el mismo, a pesar de que trataron de impedirle que entrase, y profirió de nuevo insultos y amenazas contra el agredido y su acompañante, arrojando una botella de plástico de medio litro a la cara de este último.

La Policía pudo comprobar los hechos tras visionar las cámaras de seguridad del local, por lo que sobre las 8.00 horas de este viernes procedieron a la detención del supuesto agresor por un delito relativo al ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas, delito que se conoce como delito de odio, y por un delito leve de lesiones. El hombre, al que no le constan antecedentes, fue puesto en libertad con cargos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.