Robisco
Robisco EUROPA PRESS

La diputada del PP María Cortes Valentín ha pedido, desde la tribuna de oradores del salón de plenos en el Parlamento castellano-manchego, al Grupo Parlamentario Podemos que sea "coherente" con sus ideas pese a haber entrado en el Gobierno regional de Emiliano García-Page y apoyen -como apoyaron el pasado mes de abril- una enmienda 'popular' al Proyecto de Ley de Presupuestos que exige 300.000 euros para abrir el Hospitalito del Rey en el Casco Histórico de Toledo.

Esta enmienda es la única del estado de gastos que se votará por separado en la votación final de las cuentas castellano-manchegas después de que en la Comisión de Presupuestos del pasado viernes el diputado morado David Llorente la apoyara para entrar a formar parte del dictamen.

Puede ser la única de las 239 enmiendas del PP en la que el acuerdo PSOE-Podemos vea rota la disciplina de voto que se presupone al final de este debate tras el acuerdo presupuestario que se saldó con dos puestos de Gobierno para la formación morada.

"PODEMOS AHORA ES MENOS REIVINDICATIVO"

Valentín ha explicado que se pedirá la votación individualizada de esta enmienda "ya que Podemos ha dicho que podría apoyarla", tras lo que ha afeado a la formación morada que esté menos reivindicativa con este asunto tras su entrada en el Ejecutivo regional, toda vez que sí apoyaron esta enmienda en el último trámite presupuestario.

"Cómo cambia el cuento, empezaron ustedes en una tienda de campaña en la plaza de Zocodover y han llegado al Palacio de Fuensalida", le ha dicho a la bancada de Podemos.

También en el apartado de Bienestar Social, la diputada María Cortes Valentín ha defendido los motivos por los cuales el PP solicitaba modificaciones en el estado de gastos de los presupuestos más allá del Hospitalito.

Estas enmiendas pedían mejorar el plan de choque de Dependencia, crear una nueva partida para eliminar barreras arquitectónicas, más inversión en residencias de mayores, ayudas a la integración, dinero para el acogimiento familiar, ayudas a viudas o un nuevo centro de mayores en Talavera, al margen de la enmienda que exigía la apertura del Hospitalito del Rey.

AGRICULTURA Y SANIDAD

Otro bloque a debate este viernes ha sido el relativo a las enmiendas parciales para los gastos previstos dentro de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural que comanda el solanero Francisco Martínez Arroyo.

El diputado del PP por Albacete Francisco Martínez ha sido el defensor de las enmiendas de su grupo, que pasaban desde la adquisición de material tecnológico para agentes medioambientales hasta la compra de más medios para prevención de incendios o la limpieza de vertederos de neumáticos en toda la Comunidad Autónoma y del amianto en Toledo, con cerca de un millón de euros.

"La retirada del amianto de Toledo cuesta mucho más de lo que han presupuestado y lo saben", ha avisado Martínez, tras lo que ha preguntado a Podemos si va a apoyar la enmienda o "va a tragar con las lentejas del PSOE" después de haber entrado en el Gobierno.

Carlos Velázquez ha abanderado la defensa de las enmiendas que el PP mantenía en la sección de la Consejería de Sanidad, entre las que se pedía un servicio de cirugía plástica para operadas de cáncer de mama en Cuenca; una unidad de media estancia para enfermos mentales en Talavera; o nuevos servicios de Hemodinámica y Cardiología.

PERSISTEN LAS REFERENCIAS FAMILIARES

Como ya ocurriera en la sesión del jueves, desde la bancada del PP se le ha recordado a Fernando Mora su condición de cuñado del presidente autonómico, Emiliano García-Page. Aunque en varias ocasiones el socialista lo ha dejado pasar, sí que ha tenido palabras para contestar a la referencia de Carlos Velázquez.

"Sí, me casé con una mujer que tenía cuatro hermanos. ¡A ver si me voy a tener que divorciar! No puede ser que utilicen esto de forma torticera para hacerme daño", ha dicho Mora, dejando caer que si persisten estos comentarios, "a lo mejor" se va a ver obligado a "sacar algunas fotografías de algún diputado con según qué compañía", sin aclarar más este extremo.

SESCAM, INSTITUTO DE LA MUJER Y AGENCIA DEL AGUA

Carlos Velázquez ha vuelto a subir al estrado para defender las 28 enmiendas relativas al gasto en el Servicio de Salud regional. De esta manera, ha pedido blindar el convenio sanitario con Madrid, nuevos centros de salud, un aparcamiento para el hospital de Villarrobledo o un plan de choque contra listas de espera.

Ha sido en este tramo del debate donde Velázquez y Mora se intercambiaban canciones de Celtas Cortos. Si en primer lugar era el 'popular' quien decía en alusión a García-Page y García Molina "tranquilo majete en tu sillón", el socialista respondía: "Cuéntame un cuento, ya verás qué contento".

La diputada María Roldán, última de la bancada del PP que faltaba por intervenir en este debate, ha explicado las dos enmiendas de su grupo para la Agencia del Agua, que pretendían conseguir 200.000 euros para elaborar sondeos que habiliten nuevos pozos de agua o tres millones más para devolver a los ayuntamientos parte del canon de aducción y depuración que pagan.

Ha centrado más de la mitad de su intervención afeando a Podemos que entrara en el Ejecutivo de García-Page: "Los que antes tenían el puño en alto, tienen ahora la mano abierta", ha afirmado desde el estrado. "Han cambiado el sillón rojo por el azul, y la calle por el coche oficial con las lunas tintadas".

Hasta ha reparado en la indumentaria de los diputados de Podemos: "Si incluso David Llorente se pone ahora camisa. Siempre la misma, pero se la pone".

Pilar Martínez ha sido la última ponente del PP para exponer sus ocho enmiendas a los gastos previstos en el Instituto de la Mujer. A través de ellas, solicitaba más ayudas para víctimas de la violencia machista que todavía no hayan denunciado su caso, becas a menores huérfanos, ayudas a mujeres rurales con programas para pequeños ayuntamientos y acciones de prevención en colegios contra la violencia hacia la mujer.

También en este intercambio dialéctico ha habido espacio para citar canciones. Así, Martínez afeaba a PSOE y Podemos que hicieran "como Chanquete" en sus sillones: "No, no, no nos moverán". La respuesta de Mora no se ha hecho esperar: "Esa canción no era de Chanquete. Era de Joan Baez", le ha recordado, añadiendo que se trataba de una consigna adoptada por los republicanos en la Guerra Civil. "Se ha equivocado usted de canción".

En la réplica, ha sido Martínez quien le volvía a corregir: "Esa canción es de 20 años antes, en Francia, en la Batalla de Verdún" de la Primera Guerra Mundial, le ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Toledo.