Así lo ha expuesto el equipo de Salvamento Marítimo que en la tarde de este jueves pudo a subir a bordo con seis efectivos y coger muestras de las bodegas.

El buque continúa siendo remolcado siguiendo un trayecto circular a unas 15 a 20 millas náuticas de Gran Canaria (entre 28 y 38 kilómetros), y aunque desde la compañía se preguntó a Capitanía Marítima si habría posibilidad de acercar más al buque a la costa para facilitar las tareas de traer y llevar materiales, se piensa que "no sería del todo seguro" anclar el buque sin que la máquina principal funcione, si bien están dispuestos a inspeccionar el buque cuando sea el momento.

El 'Chesire' no puede acercarse a más de 12 millas náuticas (aproximadamente 22 kilometros) de la costa hasta que las autoridades marítimas hayan realizado una inspección.

El armador estudia en este momento a qué puerto sería conveniente llevar el buque, ya que "lo ideal" sería un puerto donde poder descargar la carga y repararlo, siempre contando con el permiso de los dueños.

La compañía precisa que "no hay riesgo alguno" de contaminación ni por el fuel ni por la carga, y precisa que el tiempo continúa limitando las tareas.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.