Los conductores de la EMT recogen de los autobuses una media de seis objetos al día que se guardan en la oficina propia de la empresa. No hay un mes que destaque, explica un responsable, aunque en invierno solemos perder más los paraguas, y en verano, desde sombrillas hasta flotadores. DNI, bonobús y tarjeta de jubilados es lo cotidiano, aunque hubo quien olvidó su dentadura postiza. Hace cinco años, una madre dejó el cochecito con su bebé. Menos mal que el chófer cayó rápido en la cuenta.