El 36% de sus multas son por aparcar en zonas reservadas. Nació como un ‘arma de ataque’ para acabar con la doble fila, pero hoy las sanciones del multamóvil van mucho más allá. Según los datos del mes de octubre, en sólo 31 días el Visual Car puso un total de 2.233 multas.

De ellas,  805 (el 36%) fueron por estacionar en zonas reservadas. Ante las dificultades de aparcamiento que hay en la ciudad, los conductores optan por ocupar espacios como las paradas de autobús, las áreas de carga y descarga, el carril-bus o las paradas de taxi.

Pero los hay que van más allá. De hecho, el multamóvil sancionó en octubre a 62 conductores por estacionar encima de la aceras.

En cuanto a su labor prioritaria, acabar con la doble fila, las cámaras de este vehículo fotografiaron a 784 coches cometiendo esta infracción. Según la Policía Local,  la desmentida ilegalidad de sus multas  «originó un incremento en el número de infracciones que todavía venimos arrastrando hasta hoy».