Euskadi es la tercera comunidad de todo el Estado que más volumen de dinero destina a la cooperación al desarrollo internacional, por detrás de Cataluña y Andalucía. Según la ONG Intermón Oxfam, el pasado año las comunidades autónomas aumentaron un 20% su ayuda a los países más pobres. Por habitantes, los más generosos fueron los navarros, que destinaron 27,5 euros por persona. En el lado contrario, los murcianos dieron tres.